Blue Monday

¡Hola a todos y bienvenidos al blog de AD Psicologia! Al leer las noticias ayer por la mañana, me llamó la atención que muchos titulares hablaban de un tal “Blue Monday” o “Lunes Triste”. Sí, se ve que a raíz de una fórmula matemática (sin ningún fundamento científico) han declarado que el tercer lunes del mes de enero es el día más triste del año. Las variables elegidas para otorgarle el título de más triste incluye que es posible que hayamos gastado demasiado con las fiestas y las rebajas y no tengamos dinero, que el tiempo gris típico de estas fechas no ayuda, que todavía no hemos cobrado la paga del mes y que probablemente hayamos fallado ya alguno de nuestros propósitos de año nuevo.

Bueno, menos mal que indagando más a fondo se ve que esto no pasa de una campaña de Marketing ideada por una Agencia de Comunicación para vender viajes, pero es interesante ver la repercusión de este tema  en las redes sociales teniendo en cuenta que la hashtag BlueMonday estaba en primer lugar en las tendencias de Twitter de ayer. Así que saquemos partido de eso y reflexionemos  hasta que punto podemos decidir cómo será nuestro día y si el estado de ánimo es gestionable o si estamos predestinados a sentirnos de una manera o de otra según nuestro entorno.

Pues bien, si respondemos adecuadamente ante un estímulo, la tristeza es tan normal y sana como la alegría. Es importante afirmar que aquí no hablamos de reprimir lo que sentimos, sino de no quedarnos atascados en un estado de ánimo no deseado durante demasiado tiempo. Cuando eso ocurre, (siempre y cuando no sea por motivos patológicos) podemos recurrir a estrategias de cambio de estado de ánimo tales como:

  • Cambio de postura corporal: Especialistas afirman que una postura corporal de derrota nos hace sentir más deprimidos, así que levantemos la cabeza y los hombros y mantengamos la columna erecta y con eso ayudaremos nuestro cerebro a interpretar a través de nuestro esquema corporal que “todo va bien”.
  • Sonríe: Por el mismo motivo que debemos cambiar nuestra postura corporal, sonriendo o simplemente simulando una sonrisa, conseguimos activar emociones positivas en el cerebro.
  • Práctica algún deporte: Sal a caminar, a correr, ve al gimnasio, baila o simplemente muévete durante unos 10 minutos. Todos ya sabemos los beneficios del deporte y la mejora del estado de ánimo es uno de los grandes beneficios de la práctica deportiva.
  • Socializa: Aunque cueste, intenta tener a la gente que te guste lo más cerca posible. Rodéate de gente positiva y disfruta de su compañía.
  • Come ligero y sano: Los estudios indican que el 90% de la serotonina, conocida por muchos como la hormona del humor, es producida en el tracto gastrointestinal, así que incluir alimentos ricos en serotonina y comer ligero es fundamental.
  • Y por último y no menos importante, no dejar que nada ni nadie ajeno a nosotros defina nuestro estado de ánimo!!

Saludos desde Vilanova i la Geltrú

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *