Algunos mitos de la Depresión

¡Hola a todos y bienvenidos al blog de AD Psicologia! Hoy hablaremos acerca de la depresión y de algunos de los mitos que suelen haber alrededor de esta enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud, afecta a más de trescientos cincuenta millones de personas en el mundo, eso porque quedan fuera de esta cifra una importante cantidad de gente que no reconoce la enfermedad y no buscan tratamiento.

Mito I – Para curarse basta tener fuerza de voluntad – es muy común que la gente confunda la tristeza con la depresión y con eso intente quitarle la importancia a la enfermedad diciendo al que la padece que basta tener fuerza de voluntad para curarse y no funciona exactamente de esta manera. Es importante que ocurra un proceso gradual de recuperación que englobe una serie de cambios perceptivos, comportamentales, cognitivos y fisiológicos para que haya mejora.

Mito II – Salir de casa es suficiente para curarse – como dicho anteriormente, para que el paciente experimente bienestar no basta con salir de casa, que en este caso seria solamente un cambio comportamental. Para que un paseo tenga un efecto positivo, debe estar relacionado con cambios perceptivos, cognitivos y fisiológicos y desafortunadamente no basta querer para que estos cambios ocurran.

Mito III – Si no te ha pasado nada malo como es que estás deprimido – aunque los acontecimientos negativos relevantes pueden desencadenar un cuadro depresivo, hay muchos otros factores que pueden favorecer su aparición como aspectos biológicos (genéticos, marcadores biológicos, entre otros) y aspectos psicosociales como rasgos de la personalidad, pobres relaciones interpersonales e incluso factores pertenecientes a la infancia.

Mito IV – Si uno se rinde, la tristeza se convierte en depresión – como hablado anteriormente,  los acontecimientos negativos pueden desencadenar la depresión, pero, por otro lado, también puede ocurrir sin el aparecimiento de estos acontecimientos.  Los cambios fisiológicos  y perceptivos del afectado por un cuadro ligero de depresión, pueden empeorar con el pasar del tiempo, pero eso nada tiene que ver con rendirse.  Teniendo eso en cuenta, es importante el diagnóstico y tratamiento precoz de una depresión leve ya que  el transcurso de la enfermedad independe de la voluntad del  paciente.

Mito V – La depresión es una enfermedad psicológica – La tristeza vital y profunda  que caracteriza la depresión es un factor psicológico. Sin embargo, los estudios de neuroimagen nos dan datos fehacientes de los importantes cambios neurofisiológicos que ocurren en el cerebro de la persona que padece depresión. Con eso podemos decir que no se trata de una enfermedad únicamente psicológica sino de una enfermedad que engloba factores psicológicos y biológicos.

Mito VI – Quien tiene la vida ocupada no tiene tiempo para deprimirse – Los estudios indican que la depresión está íntimamente relacionada con el estrés e incluso, en muchos casos, el estrés puede enmascarar una depresión. Así que una persona que lleva un ritmo desenfrenado de vida tiene también una vulnerabilidad para la depresión.

 Mito VII – Depresión es  una enfermedad de la sociedad moderna – Hipócrates, considerado por muchos como el padre de la Medicina,  ya hacía referencia en la Antigua Grecia a la melancolía y reconocía en aquel entonces el llamado tipus melancholicus que tendía a padecer melancolía en primavera y otoño. Con el pasar de los siglos, grandes aportaciones vinieron recopilando la información que hoy en día disponemos acerca de la Depresión.

Espero que con esta entrada haya podido ayudaros a disipar algunas ideas erróneas que desafortunadamente están muy difundidas y que en lugar de ayudar a los afectados por la Depresión, hace con que se sientan incomprendidos e incluso culpables por lo que les pasa.  Creo que lo más importante en estos casos es  buscar ayuda profesional cualificada que pueda proporcionar un tratamiento eficaz y más corto posible para obtener un estado de bienestar.

 

Saludos desde Vilanova i la Geltrú

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *